Tuesday

Cristina Yang, el aborto y el derecho a elegir en libertad

He regresado a bloguear luego de más o menos un mes de vacaciones blogueras auto-impuestas. Febrero es un mes más o menos lento y estas últimas semanas la temperatura ha estado tan alta (el sábado pasado llegó a casi 40ºC) que las ganas de estar con el computador encendido no son muchas. Además me parece saludable no estar posteando entradas con un horario impuesto porque se pierde la espontaneidad y la magia que esta plataforma provee. Aunque no estuve tan ausente porque igual los leía a través de Bloglovin' aunque puede que no haya comentado. Y es que la semana pasada estuve algo ocupada editando las fotos de un matrimonio que fotografié el 25 de febrero. Y luego me puse al día con mis series favoritas. Todavía no logro ver todos los capítulos de Modern Family, pero The Big Bang Theory me ha sacado fuertes carcajdas; especialmente el último capítulo en donde Sheldon necesita un corte de pelo. Y Grey's Anatomy me tiene con un poco de angustia con la situación Crowen (Cristina y Owen).

Resulta que a fines de la temporada pasada o a comienzos de la actual, aún no me acuerdo bien, Cristina Yang descubrió que estaba embarazada y Owen Hunt- su marido-  le pide que salga de su vida luego de saber que Cristina no estaba interesada en tener hijos y que estaba planeando hacerse un aborto. Finalmente Owen, renuentemente apoya a Cristina en su decisión y la acompaña durante el procedimiento. Pero todo explota durante la fiesta de cumpleaños de Zola/aniversario 10.000 cirugías de Webber cuando Owen, viendo como Cristina se comportaba con la hija de Meredith la confronta y le termina gritando que ella había matado a su hijo. Semanas más tarde, la pareja comienza terapia y en un momento el siguiente diálogo se dió:

-Cristina: We are fine
-Owen: Except for the part where you aborted the child that I want...
-Cristina: Except for the part where you held my hand while I excercise my right to choose and then four months later you screamed I killed your baby in front of all our friends!
 Y subrayo esa frase porque es ahí dónde me quiero concentrar. Si bien sé que la serie es ficción y que no existe Cristina Yang per se, sé que hay muchas mujeres que no quieren tener hijos porque prefieren privilegiar otras cosas que les parecen más importantes. Y aunque trato de entenderlas, me cuesta porque teniendo los medios económicos (que me han comentado que los hijos son caros) y el apoyo de las parejas, y me quiero detener en esta parte, les coarten la posibilidad de ser padres. Porque si te vas a casar o vas a estar con alguien que quiere ser padre y tu no, es mejor dejarlo y que conozca a alguien que si quiera tener una familia. En temas como estos creo que lo mejor es estar en la misma sintonía con tu pareja. Y no me mal entiendan, yo apoyo el aborto. O apoyo el derecho de elegir libremente mejor dicho. Porque honestamente, si en este momento de mi vida yo quedara embarazada y con una pareja que no me apoya y no quiere tener hijos, yo abortaría. Porque el dar en adopción para mi no sería una opción, y no por el hecho de haber creado un lazo afectivo con el feto, sino por la razón económica. Aún dando en adopción la madre tiene que asistir a controles médicos, cambiar el guardarropas, etc. Si tuviera una pareja que me apoya y que quiera ser padre lo pensaría detenidamente, lo consultaría con la almohada y quizás tendría al crío.  Y es que todos los casos son particulares y hasta que no vuelva a ser legal el aborto en este país tercermundista, no vamos a llegar nunca a un consenso respecto a la maternidad, el aborto y el derecho a elegir en libertad.

Photobucket

1 comment:

  1. A los de este lado del hemisferio creo que siempre se nos hará raro que digaís que en febrero estaís muertos de calor jejeejje ;-)

    Efectivamente comentas algo que creo que es la base de cualquier relación, que es tener unas metas en común, unas necesidades y aspiraciones comunes. Sin eso, desde luego mal vamos.

    Besos!!

    ReplyDelete

Las opiniones son libres; los hechos- sagrados.

Oh! you pretty thing

I cannot point out the exact moment when I started to listen to David Bowie. I must have been 15 or 16 years old and in the midst of a...