Saturday

Un año más

Originalmente no había planeado escribir este post. Iba a despedirme del 2011 ayer, en la última edición de Las 5 del Viernes porque consideraba que este año no me había sucedido nada que mereciera la pena un recuento. Pero comencé a recordar y vaya que sucedieron cosas importante en mi vida.

Enero comenzó bien. Con trabajo y ganando un sueldo que me permitía además de pagar mis gastos del crédito universitario, darme algunos gustos. Para finales de aquel mes, me avisaron que a partir de Marzo, una vez que volviera de mis vacaciones, me reducirían el horario a medio día y por consecuencia, también el sueldo. Entonces me ví enfrentada a buscar un segundo empleo, en lo que fuera, cosa que poder llegar a final de mes con algo de dinero para mis gastos básicos. 
Febrero estuvo tranquilo porque estuve de vacaciones y asistí a mi primer matrimonio de "adulta". Es decir, sin padres y sin conocer a ninguno de los invitados. Ni siquiera a los novios! De la novia ya era amiga, pero solo virtual. Y ese día nos conocimos físicamente y desde entonces hemos estado en contacto aún más a menudo. Además aquel día conocí a varias parejas de las cuales me hice amiga.
Marzo lo comencé con una mano por delante y la otra por detrás. Además de no poder conseguir empleo, el veterinario confirmó lo que temía. Sammy, mi dulce y querido Sammy tenía un tumor cancerígeno en su hocico, el cual crecía a diario y le pronóstico un mes de vida. Ya era hora de comenzar a despedirnos. Sacando cuentas, en Julio Samuel cumplía 15 años y si lo multiplicas por 7 significan 105 años humanos.
En Abril conseguí un empleo durante las tardes. Mi labor era cuidar a una chica de 7 años desde que ella llegaba del colegio hasta que llegara su madre del trabajo. Eso era hasta las 7pm,7.30pm. Y la paga era buena, porque me igualaba mi sueldo inicial, lo que me dejaba con un presupuesto bastante holgado. Pero comenzamos a tener problemas porque ella comenzó a llegar tarde y por consiguiente, yo llegaba tarde a mi casa porque el viaje desde su casa a la era de más de una hora. En una ocasión llegué a mi casa a la 1.20 am.Por suerte era día viernes y yo el sábado no tenía nada que hacer, porque en caso contrario, si hubiera sido día hábil, me tendría que haber levantado a las 6 am porque a mi trabajo original entraba a las 7.30 am.
Así que en Mayo renuncié, siempre con la esperanza de encontrar algo mejor. Y también ese mes comenzó en casa una revolución que dura hasta estos días,  que se vive en estos exactos minutos. Considerando que a Sammy le quedaban solo algunas semanas, que Nina y todos quienes conformamos esta familia íbamos a sumirnos en una fuerte depresión, Papá llegó a casa con un nuevo íntegrante. Lucas es su nombre y es un cachorro boxer de ahora 8 meses, y a pesar de las tonteras y maldades que hace, lo queremos, protegemos y cuidamos como el hermanito menor que llegó a convulsionar nuestras vidas.
Junio fue un mes triste, porque a mediados de este, tuvimos que dejar partir a nuestro querido Sammy.  Vino el veterinario a verlo a casa y confirmo que el pequeño ya no tenía calidad de vida y que era mejor ponerlo a dormir y así no sufriera. Porque a pesar que para nosotros era un "alivio" verlo con vida, el estaba sufriendo, con cáncer en su paladar y nosotros también sufríamos al verlo así de enfermito, un fantasma de lo que él era seis meses atrás, todavía comiendo con ímpetu, regaloneando con nosotros, poniendo caritas, arrancándose a la calle. Hoy todavía lo siento conmigo, he soñado en varias ocasiones con él y sé que nos está cuidando, que debe estar en un lugar maravilloso porque un perro como él merece estar descansando en un lugar a su altura. Y él era de verdad (y no lo digo porque era mi perro, lo digo con toda objetividad) un perro maravilloso.
Julio pasó sin pena ni gloria. Solo con mucho frío. Puede ser que todos los años diga lo mismo, pero creo que este fue el invierno más helado de los 25 inviernos que he vivido.
En Agosto viví todo un hito. Cumplí 25 años y esa es la edad en que dejas de ser joven para convertirte en "adulto-joven" una horrible expresión para referirise a esa etapa en que no eres tan chico para que te consideren un jovencillo, pero tampoco tan mayor para que te cataloguen de adulto, por lo tanto se crea este doble título. Y pasé un bonito cumpleaños. De copas con amigos, un grupo de desconocidos me cantó cumpleaños feliz y yo le contaba a cada persona que conocí aquella noche que era mi cumpleaños. Estaba muy contenta.
Septiembre llegó y trajo consigo la primavera. Creo nunca haber estado tan feliz por la llegada de esta estación. Es que fue tan helado el invierno que vivimos!
Octubre fue mi último mes en mi empleo original. Así que dejé de estar con una mano por delante y la otra por detrás para pasar a tener ambas manos por detrás. Busqué trabajo pero no encontré nada. Envié muchos e-mails con mi CV, pero ni siquiera son capaces de responder con un "Gracias, pero no eres lo que estamos buscando actualmente".
Pero en Noviembre encontré algo. Solo dos veces por semana y la plata no es demasiada, pero me sirve para pagar mi crédito universitario. El problema es que me pagan por día y durante este mes de Diciembre la jefa me ha dicho que no es necesario que me presente ya en tres ocasiones. Y eso significa menos dinero a fin de mes. Estoy buscando otra cosa porque me aburrí de tener que ir solo un día a la semana. Es injusto porque ella conoce mi situación, sabe que yo no trabajo porque debo alimentar a una familia, sabe que no tengo hijos. Yo fui muy clara y le dije que trabajaba porque tengo un crédito que pagar. Quizás debí haberle dicho que tenía 3 hijos pequeños y que el padre de las criaturas se había dado a la fuga y yo debía correr con todos los gastos para que ella se pusiera la mano en el corazón y me hubiera dado más días o me dijera "Bueno Fran, no vengas el jueves porque no te necesitaré, pero ven el viernes". Mientras más honesto es uno, más le meten el dedo en la boca. 
Sin embargo tengo la extraña sensación que este próximo año algo bueno, muy bueno sucederá. Me inclino a pensar que va por el lado laboral-económico; pero ya a estas alturas estoy dispuesta y abierta a todo tipo de cosas (que sean legales y no mancillen mi dignidad, por supuesto).

Quiero aprovechar esta instancia también para saludar a todas aquellas personas que han pasado por acá y me han dejado algún comentario, ya sea en Las 5 del Viernes o en Much Love Monday. De verdad que significa mucho para mí cuando veo que hay un comentario esperando ser leído. Significa que este blog no lo escribo solo como un ejercicio de catársis, que hay más personas en diferentes partes del mundo que me leen, y aunque tengan que usar el traductor de Google, herramienta que tengo implementado en el blog (y que traduce horriblemente) mi mensaje se entiende y se extiende. Muchas gracias a todos ustedes y que tengan un 2012 maravilloso!!!

Besos y abrazos,
Fran

Sí, la de la foto soy yo, en Octubre pasado.

No comments:

Post a Comment

Las opiniones son libres; los hechos- sagrados.

Oh! you pretty thing

I cannot point out the exact moment when I started to listen to David Bowie. I must have been 15 or 16 years old and in the midst of a...